Dark Side of the Sun

Tuesday, August 28, 2007

Como escribir un guión sin gastar neuronas

Voy a hablar de técnicas de escritura de guión. Aviso: también voy a hablar de Transformers. No, no es porque la crítica que hice me haya traído más visitas que las que le trajo un delirio febril a la bella ciudad de Lourdes. Es porque viene a cuento. Lo juro.

En varias ocasiones, hablando de la película Transformers, he afirmado que su guión, aunque es superficial y un mero pretexto, me resultó interesante por ser formalmente muy bueno. Es decir, que sigue escrupulosamente las reglas y técnicas de manual para crear un guión que enganche, tenga ritmo y sea ameno. Punto, no hace nada más (y un guión debería hacer mucho más, queda dicho). De hecho, mis palabras para decir esto fueron "El guión de Transformers es de libro".

Pues bien, hace unos días encontré un argumento claro en defensa de esa opinión, y fue, precisamente, en un libro. Estaba releyendo un capítulo de Story, de Robert McKee, cuando topé con una parte en la que McKee afirma que en el guión hay que manejar constantemente el texto y el subtexto como dos unidades complementarias. Menciona que en Hollywood hay un dicho que reza algo así como "if your scene is about what your scene is about, you're in trouble".

Pone el ejemplo de una escena romántica. Si describimos a dos personas sentadas en un elegante salón iluminado por la tenue luz de unas velas y una bonita puesta de sol de fondo, y les maldecimos con el siguiente diálogo: "I love you. I love you. I love you"... si hacemos eso, en el mejor de los casos resulta aburrido (acabo de ver a dos lectores cerrar la página, mientras otros cuatro vomitaban), además de que no habrá actor que se precie que quiera hacer algo digno con esa escena.

¿Cómo deberíamos pues construir una escena cuyo fin sea mostrarnos que una persona se enamora de otra? McKee pone el ejemplo de una escena cuyo texto sea la reparación de un coche estropeado. El diálogo sería un manual de mecánica, lleno de carburadores, válvulas y demás tecnicismos. Y entonces el subtexto sería el de la escena romántica, dándole una verdadera labor a los actores y al director que podrían transmitir ese punto esencial mediante gestos, miradas, entonaciones, planos y montaje, etc... Y si es bien aprovechada, esta escena es un 2x1, y cuenta el doble de cosas.

Volviendo a Transformers ze mubi, al leer esta parte se me encendió una bombilla y recordé una escena de la película (quienes la hayáis visto ya sabréis a cuál me refiero) en la que los guionistas hacen justo eso: en pantalla vemos que chico y chica arreglan el coche averiado en el que viajaban, pero lo que realmente nos cuentan es que al pibe le pone mazo la chorba. De libro. ¿Sera casualidad, o una prueba clara de que los guionistas de Transformers han leído a McKee AND tienen la creatividad de un molusco, por lo que toman sus consejos y ejemplos tal cual clavaditos y los reciclan?. Me temo lo peor...

En fín, para cerrar este post, y para los que tengan curiosidad, comento un poco más sobre el libro de R. McKee: es un libro imprescindible para cualquier guionista, ya que trata en profundidad y con numerosos ejemplos la teoría y práctica de la escritura de guiones. Va más allá que el manual de Syd Field (perfecto como primer contacto con el guión), ya que, por ejemplo, menciona modelos narrativos fuera de la trama arquetípica y el paradigma (a estos modelos los llama minitrama, antitrama y no-trama) y explica por qué son menos frecuentes que el modelo clásico.

¿Alguna pregunta?

- "Si. Esteeee..."

- "No, no cobro comisión."

- "Valep."

No comments: